REGLAMENTO
INSCRIPCIONES
TRACK
PROGRAMA
ARCHIVO FOTOGRAFICO
CLASIFICACIONES

CRONICA IV MARCHA BTT DEL VALLE DE LOSA

El pasado domingo 14 de mayo se celebró la cuarta marcha BTT Valle de Losa, la marcha de la Patata, con salida y meta en el pueblo de Quincoces de Yuso, capital del Valle.

Nueva edición, cuarta ya, de esta marcha que se enclava en el cartel del Circuito BTT Provincial de Burgos, convirtiéndola en ya una de las fijas y clásicas del calendario biker tanto de Burgos como de las provincias limítrofes. La organización sigue liderada por el Losa Club Ciclista, el cual año a año continúa aportando novedades, sorpresas y sobre todo, profesionalidad. Fruto de ello, son las 268 inscripciones que hubo a pesar de que la previsión meteorológica no era inicialmente favorable. Aun con todo, los últimos días de inscripción aglutinaron a un gran número de corredores que no podían perderse esta nueva edición, sabiendo positivamente que la organización iba a ser de 10, que el Valle iba a lucir sus mejores galas, y que la entrega tanto de Voluntarios como de aficionados es total. Y es que en la Marcha BTT Valle de Losa siempre invita a repetir.

Como no podía ser menos, el Losa Club Ciclista, durante 2017, ha ido innovando el recorrido, incluyendo nuevos tramos de insólita belleza, que sumados a los ya clásicos de la marcha, hacen que año a año podamos ver tanto caras conocidas como nuevas que quieren descubrir los secretos que tiene escondido esta fantástica localización al norte de burgos.  Además, y para que pudieran acudir deportistas de todos los niveles, se ofrecía tanto una marcha larga como una corta y que cada uno pudiera decidir en función de sus fuerzas. Y como no todo es dar pedales,  esta temporada se han pensado en los más pequeños, colocando castillos hinchables en meta durante toda la marcha, para que puedan disfrutar dando saltos mientras los padres los dan en la bici. Otro pasito más de este Club en busca de la máxima calidad, y eso tiene su respuesta  en la excelente aceptación en el mundillo cicloturista.

La mañana comenzaba completamente despejada, con un sol radiante y una leve brisa que no hacía más que dibujar sonrisas en todos los bikers.  Iba a ser una gran jornada ciclista, se decía. Desde muy primera hora, comenzaba a sonar la música, ondeando las banderas del circuito,  levantarse el  arco de meta…. el aroma BTT fluía por el ambiente. Uno a uno los participantes iban recogiendo el dorsal (los que no tenían dorsal único) así como el obsequio. Todos salían con el clásico saco de 10kg de patata Losina y una morcilla típica del pueblo, inmortalizados en un photo call preparado especialmente para el momento.  Y es que por algo esta es  ”La marcha de las patatas“.

Ya con público en la salida, a las 9:30h el speaker hizo la cuenta atrás, y puntualmente comenzó la carrera. Tras un km neutralizado por carretera, la carrera se lanzó en la pista.  El pelotón iba recorriendo el valle en una alargada serpiente multicolor que era visible desde todos los pueblos y montes de los alrededores. Y es que la imagen de todos los bikers  entre campos verdes es una estampa de inigualable belleza

Enseguida comenzó la primera ascensión del día, la clásica subida al Alto del Guarda,  donde ya todos los ciclistas estaban posicionados, y  los primeros espadas comenzaron a hacer diferencias. Estos  hicieron una notable subida coronando en menos de 20min. Y es que aunque el día estaba esplendido, los días anteriores había llovido permitiendo que el terreno estuviera en excelentes condiciones para la práctica ciclista. Todos los bikers disfrutaron de esta  preciosa subida, serpenteando la montaña, pasando de  esplendidas vistas a inmersiones en el bosque, entre hayas, pinos y robles, coronando en el alto, donde esperaba impaciente la trialera del Mirador, bajada técnica y muy divertida, que ya es un clásico en esta marcha.

Siguiendo bajando hacia Villaluenga, los ciclistas giraban para subir entre pinos por un camino de notable dureza que da paso a otro descenso de necesaria destreza que hizo las delicias de más de uno. Y es que en este punto la hierba estaba tan alta y verde que hacía fundir al ciclista con el entorno, mojándose los tobillos con el rocío de la noche e inundándoles de un frescor vitalizante que les hacía pedalear con más ahínco.

La marcha continuaba  a un ritmo frenético dirección  Rio de Losa, discurriendo por un estrecho y delicado sendero, propiciando bonitos momentos del más puro BTT, y enlazando con la subida a los montes de San Pantaleón  -donde se hacía el desvío hacia la marcha corta-, otro de los clásicos de la BTT Losa, y la no menos aclamada Trialera del Chorro, descenso técnico y muy rápido que moría directamente en el avituallamiento.  Y es que los avituallamientos de la Marcha BTT Valle de Losa no solo tienen frutas y dulces, se había preparado una parrilla en la que todo biker podía degustar panceta, chorizo o morcilla típica de la zona. Esas son las barritas energéticas típicas losinas.

Nuevamente en recorrido, los participantes continuaron por la subida a Perex por bonitos caminos incrustados en el bosque. Y es que, año a año, casi todo el mundo coincide que es el tramo que más les ha gustado de toda la marcha por su belleza.  El sendero  custodiado por hayas y castaños, que muere directamente en un enorme campo donde el viento iba dibujando olas en el trigo, hacía que todos los ciclistas se tomaran un respiro disfrutando de la bucólica imagen. El monte también lucía sus mejores galas para esta marcha.

En la Lobera de Perex, se había preparado el paso cronométrico,  con objeto de controlar la marcha corta y larga, la cual se volvía a unir en ese punto.  Una vez unidos todos los participantes en el mismo itinerario, continuaron la marcha en la subida hacia Robledo, en la cual se encontraron una importante variante, la más notable de la marcha: una nueva subida al Alto del Guarda, cruzando el bosque, bordeando simas y para enfilar la ascensión por un sendero zigzagueante que sorprendía a todos los bikers, y que les hizo disfrutar endiabladamente del BTT aun a sabiendas de que las fuerzas eran escasas.  A nadie dejo indiferente esta subida, y era la tónica de conversación general en meta. Tras coronar, un nuevo descenso de la trialera del Mirador, para enfilar la rápida bajada hacia Calzada y alcanzando el último tramo de esta marcha, una ascensión al Castro, bordeando la montaña y con unas fantásticas vistas de todos los montes que rodean al valle. Más de uno se paraba a sacarse una foto con semejante panorámica.

De ahí a la llegada apenas quedaban 3km compartidos entre sendas y caminos, saboreando los últimos retazos de la marcha, y entrando en meta  para relamerse , como ya viene siendo habitual, de un avituallamiento con acompañamiento de un grifo de cerveza y choripanes típicos de la zona.

El más rápido de la prueba, lo hizo con un tiempo de 1h52min, en un bonito sprint con el segundo clasificado. El resto de participantes fueron llegando en un goteo incesante, mientras el speaker les entrevistaba a pie de meta, y se iban haciendo los sorteos de todos los regalos que los patrocinadores y colaboradores habían aportado,  cerrando la marcha alrededor de las 14:00 con la entrada del último ganador. Y es que en esta marcha todos los bikers ganan.

(GRACIAS A JOSEBA, PIRU)

cartel-btt-2017_maquetacic3b3n-11963